¿VIAJAS CON NIÑOS? CONOCE LOS SISTEMAS DE SEGURIDAD
La seguridad que los autos brindan a través de los cinturones de seguridad y bolsas de aire están diseñados para los adultos que viajan en estos vehículos, por ello, es necesario adaptar la seguridad cuando viajamos con bebés y menores. Total Quartz y Alfonso R. Bours te cuentan cuáles son los Sistemas de Retención Infantil adecuados para las diferentes edades y pesos de los niños:
Clasificación
Grupo 0: de 0 a 10 kg (de 0 a 9 meses, aproximadamente). Estos sistemas conservan la forma de cuna, deben colocarse en el asiento trasero. Aunque conservan la forma de cuna por comodidad no se recomiendan mucho porque no brindan a los bebés una protección integral salvo para los casos en los que se necesita que el bebé permanezca totalmente acostado.
Grupo 0+: de 0 a 13 kg (de 0 a 18 meses, aproximadamente). Este tipo de sistema combina la forma de entre una silla y una cesta, la ventaja es que se adapta a las necesidades de los bebés. Este tipo de S.R.I. se coloca al contrario de la marcha del vehículo a través de unos arneses con los que cuenta para sujetarlo mejor.
Grupo 1: de 9 a 18 kg (de 9 meses a 4 años, aproximadamente). Adaptado en forma de silla, este sistema cuenta con cinturones propios para sujetar a los menores de manera independiente teniendo como opción colocarlo hacia delante o bien al contrario.
Grupo 2: de 15 a 25 kg (de 3 a 6 años, aproximadamente). Estos sistemas de seguridad cuentan con un respaldo más alto, la silla se coloca de frente y se sujeta a través de los cinturones de seguridad con los que cuentan los autos.
Grupo 3: de 22 a 36 kg (de 6 a 12 años, aproximadamente). A partir de esta edad los S. R. I. únicamente son cojines sobre los que los niños se sientan y son sujetados por el cinturón de seguridad de los vehículos.
Considera que la seguridad de los pequeños depende de un Sistema de Retención Infantil adecuado a su peso y edad. Cuida de tu seguridad y la de todos los pasajeros a través de estos sistemas. ¡Lee más consejos de seguridad aquí!